La imagen de una empresa en Redes Sociales hace que el usuario final vea y crea que la empresa contiene carácter. Muchos empresarios no han visto el potencial de sus marcas en las redes sociales. Piensan que estamos aún en el tiempo donde los mensajes requerían de mayor tiempo para tener respuesta. Ahora sabemos que la respuesta está a un click de distancia. Depende directamente de nosotros el hecho de seguir o abandonar a una marca solo porque nos pareció interesante o aburrida.

Dentro de esta línea, podemos definir al carácter de la empresa como la personalidad de nuestra marca en el diario vivir de las redes sociales. Esta es la principal causa por la que la figura del Community Manager se hace casi inmediatamente indispensable.

photo-1417733403748-83bbc7c05140_1

Hace algún tiempo trabajé con una empresa que tenía dos problemas principales: el primero de ellos tenía que ver con la gente y su falta de conocimiento acerca de las redes sociales. Por esta razón, los mensajes que enviaban carecían de carácter. Se dirigían a un público de 16-18 años de edad (difícil segmento de mercado) con un tono de voz extremadamente controlador y frío. Gracias a esto, sus redes estaban abandonadas y sin vida.

El segundo problema (y no menos importante) era que las publicaciones y los contenidos solían carecer de puntos a favor. El flujo de información era lento. El carácter reflejado en los contenidos era pobre y también las publicaciones colocadas tenían varias deficiencias en el lenguaje. No te voy a decir los requisitos que debes buscar en un CM, lo que sí te diré y haré una mención especial; tu CM debe forzosamente estar empapado de tu empresa, de los ideales y también debe estar completamente comprometido con tu cliente. Solo con eso, podrías tener éxito en la manera que el usuario final aprecia o percibe tu carácter.

awhCbhLqRceCdjcPQUnn_IMG_0249_1

El problema del carácter en las redes para una empresa, radica en que leemos un manual de operaciones y colocamos uno a uno los principios o reglas fundamentales de dicha empresa. Sin pensar en el usuario, solo tirando palabras al azar. Eso ya no debería de hacerse. Para tener éxito y conseguir que los usuarios se vuelvan fieles a la marca, debemos demostrar un carácter firme, pero también comprensivo.

No podemos hablar en un tono formal y estricto, si nuestro target son niños de 12-16 años. Tampoco podemos hablar en tono infantil, si estamos dirigiendo una campaña para una firma de Leyes o Contabilidad. Lo que se necesita es un traje a la medida para cada cliente.

photo-1429159823131-17baa71b62a7_1

Por esta razón, seguiré hablando y escribiendo más acerca de la Empresa y las Redes Sociales en los siguientes días.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *